Pongamos el mundo en llamas, podemos brillar mucho más que el sol.